Asociada del mes – entrevistamos a Cristina Carrera Medina

cristina

¡CON ABRIL TENEMOS NUEVA ENTREVISTA Y ENTREVISTADA!

Conozcamos a Cristina Carrera. Executive Assistant del Presidente y Consejero Delegado de Asea Brown Boveri, S.A.

ABB es un líder tecnológico que está impulsando la transformación digital de las industrias para lograr un futuro más productivo y sostenible. Con una historia de innovación de más de 130 años, ABB es una compañía de ingeniería global líder que estimula la transformación de la sociedad y la industria para lograr un futuro más productivo y sostenible. Proporcionamos tecnologías para la electrificación, así como para incrementar la productividad de las industrias y compañías de servicios básicos (agua, gas y electricidad). Les ayudamos a conseguir sus objetivos con el mínimo impacto ambiental, esforzándonos e innovando para perfilar el futuro del planeta. Los objetivos de ABB en España, al igual que los del Grupo ABB, son contribuir al desarrollo sostenible ofreciendo a nuestros clientes soluciones tecnológicas que permitan escribir el futuro de la digitalización en la industria y la cuarta revolución industrial.
P: Cuéntanos tu trayectoria como Asistente… Comencé como Ayudante de Dirección por pura casualidad; en mi caso no fue algo vocacional, como lo ha sido en otras compañeras de la Asociación, pero discrepo con la opinión de que si no es así no puedes llegar a ser una buena Asistente. A lo largo de los años he aprendido a valorar nuestro puesto, me he formado en aquello que he necesitado y creo que, finalmente, he conseguido convertirme en una buena profesional que disfruta en su trabajo. Agradezco mucho la ayuda que he tenido siempre en ASPM, tanto de las compañeras como de la Junta Directiva, que me han permitido valorar aún más nuestra labor. Somos auténticas “SOLUCIONADORAS”, palabra que utilizó conmigo un día mi jefe actual, a quien aprecio de verdad.

Tras terminar mi licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad Complutense con buenas notas (carrera que disfruté porque tenía unas asignaturas muy interesantes, aunque sin tener tampoco una clara vocación para vivir de ella) decidí que era hora de cambiar de tercio y aprovechar la estancia de unos amigos en Estados Unidos para ir a perfeccionar mis conocimientos de la lengua inglesa. Tras volver a España después de un año, me fui directa a una ETT para buscar empleo y, de esa forma, ganarme algún dinerillo que me permitiera regresar a USA y seguir aprendiendo el idioma. Me ofrecieron un puesto de azafata bilingüe en la Feria Matelec (Ifema) para trabajar en un estand de la empresa en la que he desarrollado toda mi vida laboral, Asea Brown Boveri, una gran multinacional. En un trabajo de una semana, me permitió conocer a mucha gente de la compañía y aquello me sirvió también de escaparate para que vieran cómo trabajaba. Fue allí donde me propusieron el puesto de secretaria de un Director de División, con el que di mis primeros pasos como Ayudante y con el que aprendí mucho; a los tres meses me hicieron fija y como compartía los valores de la empresa, tenía buen horario, me sentía reconocida, el trabajo era variado y dinámico, cada día aprendía cosas nuevas y estaba rodeada de gente maravillosa, decidí que ABB era un buen lugar para trabajar y desarrollarme como persona y como profesional. A los dos años me ofrecieron el puesto de Ayudante de Dirección del Director General de ABB Subestaciones, el mismo que luego sería Presidente de Iberia. A partir de ahí he tenido pocos cambios de jefe. Siempre he estado en Dirección General, hasta que en 2009 pasé a Presidencia con un jefe maravilloso que se jubiló hace unos años. Y ahí sigo en la actualidad… ¡Son casi 32 años de mi vida! Puedo decir que ABB forma parte ya de mi ADN. Cuando trabajas en una multinacional no te hace falta cambiar de compañía, nunca sabes lo que puede pasar; cada dos o tres años como mucho hay “movida” y se fusionan empresas del grupo, se dividen en otras o se suprimen las que había para crear otras parecidas … en fin, que no es fácil aburrirse, ni relajarse.
P: En un año tan desafiante, ¿cómo crees que se ha transformado la figura de la PA?

Desde que empezó la pandemia en marzo de 2020, todo nuestro mundo, como lo hemos entendido siempre, se ha transformado profundamente. Y nuestra figura de ayudantes también ha sufrido esa trasformación. Los primeros meses fueron los más duros porque pasé de trabajar con mi jefe físicamente, con despachos contiguos en los que simplemente con levantar la voz nos comunicábamos (por lo que a veces no teníamos ni que levantarnos del asiento para resolver las dudas), a iniciarnos en la relación telemática. Poco a poco, tuvimos que acostumbrarnos a la frialdad del sistema, y eso que seguimos interactuando a diario y permanentemente por teléfono, whasap, Teams y, de vez en cuando, con algún que otro encuentro en la oficina. Los viajes se suspendieron y, con ellos, toda la labor que implica su organización y la posterior elaboración de las liquidaciones de gastos; las reuniones internas pasaron a hacerse por videoconferencia y lo mismo pasó con la organización y participación en eventos. Las secretarias hemos tenido que reinventarnos en muchos aspectos, poniéndonos al día con las herramientas telemáticas y adaptando nuestros hogares para convertirlos en oficinas improvisadas. Aún así, nuestros jefes han seguido requiriendo nuestra ayuda, en la distancia, para continuar facilitándoles la vida como hemos hecho siempre, para apoyarles en sus múltiples tareas del día a día.
P: Si tuvieras que recomendar una buena práctica diaria, ¿cuál sería tu TIP más efectivo?

Os voy a contar algo muy simple, pero que me ayuda a organizarme el día. Cada vez que enciendo mi Outlook, donde tengo el correo, la vista primera que me sale es el calendario con las tareas que tengo que hacer ese día y, de paso, ya echo un vistazo a lo que queda de semana para poder ir avanzando. Lo anclé para que así me apareciera y es realmente útil. Nada más encender el ordenador, en una primera ojeada puedes ver con rapidez cómo se te presenta el día y eso permite organizarte mucho mejor. Para que sea verdaderamente útil se requiere la disciplina de ir anotando en el calendario las cosas pendientes y llevar escrupulosamente toda la agenda al día.
P: Antes de finalizar este bloque de preguntas, te traslado la pregunta del asociado del mes anterior es: Cuéntanos tus aficiones “secretas” y en qué momento las realizas

Intento aprovechar cada minuto libre para estar con mi familia. Eso cuando “se dejan”, porque con los 21 años que tiene Irene y los 25 de Diego, es difícil coincidir; en cuanto pueden, como es lógico por su edad y sus actividades, desaparecen. Eso sí, cuando coincidimos los cuatro estoy feliz. En cuanto a mis aficiones, tengo que admitir que soy un “culillo inquieto”, que diría mi madre; tengo necesidad de moverme sí o sí. Por otra parte, siempre he tenido “alma de artista”: me encanta la música y eso me ha llevado desde muy pequeña a disfrutar muchísimo bailando, siempre como amateur y sin profundizar demasiado. Ahora tengo el baile bastante abandonado, pero sigo en movimiento siempre que puedo, lo he cambiado por el gimnasio donde me he aficionado a las clases de GAP, Pilates, Ritmos, Natación y lo que se tercie. Pero lo que me relaja un montón en verano es el buceo con las gafas y el tubo; también adoraba bucear con todo el equipo, con botella y regulador (es así como conocí a mi marido), pero desde el 2019 que lo retomé tras un largo periodo, ya no he vuelto a hacerlo. Ahora sigo con el “snorkle”. Adoro también el senderismo y estar en contacto con la naturaleza y, siempre que puedo, desconecto de la rutina de esa manera, aunque sea paseando por Madrid. Otra gran pasión es viajar, aunque ahora con la pandemia lo tenemos difícil.
P: ¿Cómo se ha ido adaptando ASPM durante tus años como asociada? ¿Qué destacarías?

Es de agradecer la formación que siempre nos intentáis dar desde ASPM y cómo, desde el primer momento, las actividades y formaciones se retomaron de forma virtual a través de ZOOM y nos organizasteis desde cursos de Linkedin a charlas motivacionales que tanto necesitamos en estos momentos. Gracias ASPM por estar siempre ahí, a la última.
P: ¿Qué crees que podría aportar ASPM para dar mayor visibilidad a nuestro colectivo?

La incorporación de Mª Luisa que trabaja en los medios a la Asociación, nos ha ayudado bastante a salir en prensa y darle un giro a nuestro protagonismo. Tendríamos que continuar con noticias en prensa siempre que tengamos alguna ocasión.
P: Pasemos ahora a las preguntas más personales. Por ejemplo: en tu mesita de noche qué libros podemos encontrar…

Por mi naturaleza inquieta no me basta con uno solo, me gusta tener varios libros empezados a la vez y, según el estado de ánimo o lo cansada que esté, elijo uno u otro. En estos momentos estoy empezando uno de griegos, “El asesinato de Sócrates” de Marcos Chicot, ya me leí el del “Asesinato de Pitágoras” del mismo autor y me gustó mucho. También estoy con el libro “El mapa del fin del mundo” de Ignasi Serrahima, sobre una de las mayores aventuras de la historia de la humanidad, la primera vuelta al mundo de Juan Sebastián Elcano. También estoy leyendo un libro para organizarse mejor llamado “Getting Things Done” de David Allen. Pero el libro estrella en estos momentos es el que acaba de sacar José Antonio, mi marido, junto con otros colaboradores del programa que dirige en RNE, titulado “Esto me suena en la Cocina”, libro que no os podéis perder, ya que reúne recetas (explicadas por el cocinero Sergio Fernández), historias sobre las recetas o de carácter personal (redactadas por el Ciudadano García, mi marido) y nutrición (comentada por el dietista-nutricionista Aitor Sánchez). Justo se publicó hace unos días, por lo que os animo a comprarlo; es interesante, económico y fácil de leer.
P. Qué es lo más importante para ti?

Mi familia, mis amigos y mi trabajo.
P. ¿Qué cambiarías de tu realidad?

Esta maldita pandemia que nos está minando poco a poco y que tanto daño a hecho en familias y economías.
P: Para terminar la entrevista: Una frase que te identifique

Cuando hablas sólo repites lo que ya sabes, cuando escuchas quizás aprendas algo nuevo
P: Y por último, la ya tradicional pregunta que nos deja Cristina para la asociada del mes próximo:

La gran mayoría estamos trabajando parte de nuestro tiempo, algunas en la totalidad. ¿Crees que el trato personal, cara a cara con el jefe, es fundamental para el desarrollo satisfactorio de nuestro trabajo?

¿Te gustaría ser la próxima asociada del mes? Contacta con nosotros a través de secretaria@aspm.es