Buena costumbre, mala costumbre

Buena costumbre, mala costumbre
Hoy vamos a hablar de dos hábitos. Uno malo que tal vez ni nos demos cuenta de que lo tenemos y cómo nos perjudica. Luego uno bueno que deberíamos practicar cuanto más, mejor, incluso cuándo no nos apetece.
Empecemos por esa mala costumbre, para luego acabar con la nota positiva.
¿Te compararas con los demás?
¿Tiendes a compararte con los demás? Puede que tú respuesta sea que sí o que no. Si es que no, ¿estás seguro?
Lo malo del hábito de compararse es que a veces lo hacemos sin darnos cuenta. Está tan arraigado que nos comparamos de forma automática.
La mala noticia es que, estés consciente o no, compararte con los demás no te suele hacer bien. Conoce por qué nos comparamos y cómo nos afecta la comparación con otros. Luego averigua por qué deberías dejar de compararte y los pasos para conseguir dejar de hacerlo. Sigue leyendo https://www.thecornerofexcellence.com/es/dejar-de-compararse-con-los-demas/
¿Cuántas veces has sonreído hoy?
Vamos con el segundo hábito que los adultos no practicamos tanto como deberíamos. Y eso que no lleva nada de tiempo y enseguida nos hace sentir bien. Se trata de reír y sonreír.
¿Sabes cuántas veces se ríe un niño al día? La diferencia con los adultos es enorme. Es una pena porque la risa y la sonrisa tienen muchos beneficios para nuestro bienestar y salud a nivel físico, mental y emocional así como para nuestras relaciones interpersonales. Eso es porque la risa y la sonrisa son contagiosas. No solo nos hacen bien a nosotros mismos, también mejoran el estado de ánimo de los demás.
Conoce todos los beneficios de la risa y de la sonrisa y algunas ideas para conseguir reír y sonreír más.