CUENTO DE NAVIDAD

La noche previa a la Navidad, estaba Papá Noel haciendo su laborioso trabajo de seleccionar las cartas recibidas de todos los niños del mundo y más tarde escoger sus regalos para después cargarlos en su trineo volador dirigido por sus nueve renos.

De repente, entra en el almacén muy excitado, Rudolph, el reno de la nariz roja y le dice a Papá Noel: Jefe, tenemos una desagradable visita, dice llamarse Covid.

Papá Noel:  Rudolph, ya he oído hablar de ese mal encarado y malvado bicho que a quien toca enferma y hasta llega a matar, por favor permite que entre que nos vamos a ver las caras.

Covid: Sin miramiento, oye gordinflón, ¡deja los regalos que estás preparando para repartir esta noche!

Con mi llegada a este lugar, a pesar de ser helador, ha quedado contaminado con mis púas y vais a caer todos enfermos.   

Papá Noel: Todo el que vive en este lugar que yo habito, tiene garantizada la inmunidad y no caeremos enfermos.

Aquí donde me ves, aunque soy algo gordito y mis años me van pasando ya factura, soy muy ágil y además tengo unos ayudantes maravillosos, que vuelan a gran velocidad, perciben la luz ultravioleta, y además luchan contra todo ser inmundo que suponga una amenaza como la tuya.

Covid: Yo no entiendo este trabajo tuyo de llevar todos los años regalos a los niños, la noche antes de Navidad, para hacerlos felices. ¿Qué significa esa palabra que tú llamas Felicidad?

Papá Noel: Ese es tu problema Covid, que estás lleno de Maldad y estás llenando el mundo de miedo por tu contagio.

Yo quiero dar Alegría, Felicidad a todos, pero muy especialmente a los más pequeños de la casa y luego, otros que son mis preferidos, son los más mayores.

¡Escucha seriamente lo que te voy a decir, Covid!, ¡No te acerques a mis predilectos, ni oses contagiarles! porque de lo contrario, tendrás que luchar contra todos los duendes de mi pueblo, Rovaniemi, aquí en Laponia y te puedo asegurar que son muy feroces.

Así pues ¡lárgate de este mundo! que desde hace más de un año estás habitando y ¡desaparece para siempre! para que todas personas puedan vivir en Paz y sin Miedo.

Covid: Sin decir ni una palabra, salió del almacén de Papá Noel, malhumorado y enfadado.

Pero gracias a Papá Noel, durante la Navidad ya no volvió a contagiar ese maldito bicho llamado Covid.

Pilar Jiménez