SER FELIZ EN MEDIO DE LA TORMENTA-Crónica conferencia 26 de noviembre de 2020

ibañezEn la tarde del jueves 26 de noviembre, en torno a 20 personas compartimos una charla muy emocionante con Pilar Ibáñez, conferencista y bogotana (como a ella le gusta denominarse).

La verdad es que el título de la charla ya era suficientemente sugerente. Sobre todo, teniendo en cuenta que este año ha resultado tan complicado y difícil para muchos como consecuencia del COVID.

Inició Pilar la charla con una frase envolvente:

La Felicidad es una habilidad que se desarrolla con la práctica

Eso ya nos dejó pensando, e hizo alguna diferenciación entre la felicidad objetiva y la subjetiva.

Continuamos determinando que el COVID-19 había sido la verdadera tormenta a la que nos estábamos enfrentando todos como humanidad, ya que nos ha puesto a todo el mundo ante situaciones muy complejas que no conocíamos ni pensábamos nunca que ocurrirían.

Para entrar en materia, Pilar nos llenó la pantalla con esta frase: “LA VIDA ES DURA”. Y ya nos anticipó que iniciaría y terminaría la charla con la misma frase.

Después de determinar que la tormenta para todos estaba siendo la situación acaecida a raíz del COVID-19, definió 4 fases que determinan nuestra relación con esta tormenta, que casualmente coinciden con las 4 fases que nos ocurren siempre que nos enfrentamos a un duelo (ya sea una ruptura, la pérdida de una persona querida, etc.)

La primera fase, como no podía se de otra manera, es la de NEGACIÓN. Todos pensábamos en enero que esto del COVID era algo que se habían inventado los chinos, que son muy raritos y además son muchos, pero que en ningún caso aquello nos iba a llegar a nosotros.

Después de la fase de negación pasamos a la fase de SENTIMIENTOS (que no hay que confundir con las emociones). En esta fase, empezamos a preguntarnos ¿qué me está pasando?, y comenzamos a sentir rabia, tristeza, ansiedad y miedo. Todos hemos pasado por esto una vez que nos dimos cuenta de que el COVID estaba ya presente en Europa, luego en España, y cada vez lo teníamos más cerca. Y empezamos a conocer gente que lo tenía, que lo estaba sufriendo duramente o que había perdido a algún familiar por ello.

Dentro de esta fase, comentamos como a veces las emociones nos empujan hacia una serie de TRAMPAS MENTALES, aquello que nosotros mismos nos creamos mentalmente y que nos generan incluso un boicot personal. De entre ellas, Pilar nos remarcó las más habituales:

  • Leer la mente a las personas: creemos que siempre sabemos lo que el otro está pensando.
  • El YO: siempre pensamos que todo lo malo solo nos ocurre a nosotros, como que tenemos una maldición.
  • El ELLOS: ellos siempre son los malos y yo el bueno.
  • DRAMATIZAR: el arte de amargarse la vida, a veces somos nuestros propios enemigos
  • IMPOTENCIA: pensamos siempre Yo no puedo con esto, sin ni siquiera intentarlo

La tercera fase del duelo es la de la NEGOCIACIÓN. De repente, y de manera impensable, todos aceptamos que tenemos que permanecer en nuestros hogares para preservar nuestra seguridad. Y algo que sería impensable, se convierte en habitual a nivel mundial: la gente está en sus casas sin salir. Y descubrimos que estamos físicamente aislados, pero no socialmente. Y llegamos a conseguir trabajar, estudiar, relacionarnos con los nuestros, de una manera totalmente diferente a como estábamos acostumbrados.

Y terminamos con la fase de ACEPTACIÓN. Y nos dimos cuenta de que podíamos soltar el control de muchas cosas, porque realmente la solución no estaba en nuestra mano. Es por ello que hablamos de la Resiliencia o el arte de salir de las crisis como un ganador. Y concluimos que una persona resiliente siempre es una persona flexible.

En algún momento de la charla, Pilar hizo un inciso para decirnos que ella de vez en cuando organizaba “LLORATONES” (He de decir que a mí este término me cautivó), porque a veces también es necesario llorar, desahogarse, y no por ello se es más débil.

En esta fase de ACEPTACIÓN, Pilar nos definió también una serie de fenómenos que nos iban ayudando a gestionar nuestra propia aceptación:

  • Autoconsciencia
    • Quién soy y cómo me siento
  • Autogestión
    • Yo me regulo
    • Tengo metas
    • Priorizo
    • ¿hago meditación?
  • Toma de decisión
    • Identifico soluciones
  • Optimismo
    • Identificar qué es lo que puedo cambiar por mi mismo y qué no
  • Eficacia
    • Identifico mis fortalezas

Continuando con esta formidable charla, Pilar nos dijo que para ella existían los 10 MANDA-ACIERTOS (en contraposición a los MANDA-MIENTOS), avisándonos de que cada uno de ellos tenía su correspondiente Fantasma de la felicidad, aquello que nos impide ser felices. Y nos regaló 5 de esos MANDA-ACIERTOS, emplazándonos a otra sesión futura para conocer los otros 5. Aquí van estos 5, junto con su correspondiente fantasma

  • Convertir los problemas en ideasà conseguir vencer la negatividad
  • No hay innovación sin riesgo, no hay mayor riesgo que innovar à hay que vencer el miedo
  • Pon en movimiento tu creatividad, no te compares, eres único à vence la comparación
  • Aprende todos los días à vence la monotonía
  • Fuerza interna, convicción, disciplina espiritual à vence al autosabotaje, hay que identificarlo y vencerlo, no podemos ser nuestro propio stopper

Y ya sí como final, nos dijo que tenemos que encontrar cada uno nuestro GLOW, buscarlo en nuestro corazón, porque dependiendo de dónde nos situemos afrontaremos la situación de una manera u otra.

Y como dijo al principio, el cierre de la charla lo hizo con la misma frase: LA VIDA ES DURA. Pero en esta ocasión, encerraba una sorpresa.  Desglosando la palabra DURA en:

  • D – de Diversión y DINAMISMO
  • U – de Unidad y UNIVERSO (la soledad no es sinónimo de vacío)
  • R – de Resiliencia y RITMO (nuestro corazón es nuestra música interna y debemos escucharlo y sentirlo)
  • A – de Actitud y AMOR (la forma desde donde veo y me relaciono con las cosas)

Aquí se terminó la charla, super apasionante. Y Pilar nos dio un último consejo: “TENER UN DIARIO DE GRATITUD”, que ya nos advirtió que no consiste en hacer un listado, sino en sentir la emoción y el agradecimiento profundos por todo aquello intangible que tenemos. De hecho, nos dijo que ella llamaba todos los días a una persona de su lista de contactos para única y exclusivamente “darle las gracias por existir y por estar en mi vida”, y para demostrarlo nos puso un video muy emotivo de las reacciones de la gente al recibir ese tipo de llamada.

Personalmente, la conferencia me resultó apasionante y muy muy útil para nuestra vida diaria. Estoy ansiosa porque sea ya la segunda parte.

¡Gracias Pilar Ibañez!

Carmen Guillén