El otoño está aquí

Estamos en octubre, mes otoñal por excelencia, y uno de mis preferidos. Es la transición entre el verano y el invierno.

El tiempo se vuelve más fresquito, los días más cortos, el sol es menos fuerte, los árboles van cambiando de color y los pájaros aprovechan para migrar a tierras más cálidas.

Pero también es tiempo de catarros, dolor de garganta, dolores musculares, tenemos menos energía, nos volvemos más apáticos. Todo nos cuesta más incluso levantarnos por la mañana. ¿Os suena?

Aunque es completamente normal, no por lo tanto nos vamos a dar por vencid@s.

El otoño, así como la primavera que son estaciones de transición, es el momento perfecto para hacer cambios en nuestras costumbres. Comer más sano, hacer un poco de deporte, aprovechar para limpiar nuestro organismo, sencillamente cuidar nuestro sistema inmunológico preparándolo para el invierno, sobre todo en las circunstancias que nos están tocando vivir.

Desde que uso los aceites esenciales en mi rutina diaria, no como medicamento, sino como parte de mi vida, tengo que admitir que mi salud y energía han mejorado bastante.

Desde mi experiencia con ellos, aquí os paso alguna de mis rutinas para que las podáis poner en práctica.

Cuando tengo la garganta en rojo vivo:

  • Mezclo en un bol una cucharadita de buena miel y le echo 2 gotas de aceite esencial de limón de la gama plus de Young Living que pueden ser ingeridos

Cuando necesito un plus de concentración:

  • Tengo a mano un roll on que he preparado con antelación donde le he echado 10 gotas de aceite esencial de limón, 10 gotas de aceite esencial de naranja y 5 gotas de aceite esencial de menta, y le he rellenado de aceite vegetal (ver en nuestro blog @esenciasesenciales.com aceites vegetales aconsejados)

Cuando tengo que salir a la calle:

  • Para apoyar mi sistema inmune, tengo en la entrada de mi casa una botella de cristal con atomizador y le he echado 3 gotas de aceite esencial Thieves, 2 gotas de aceite esencial TC y 2 gotas de aceite esencial Purification y lo he rellenado de agua. Me rocío justo antes de salir y también mi mascarilla. Así llevo un plus de protección.

Para que mi casa huela a otoño:

  • En el difusor del salón echo 2 gotas de aceite esencial de naranja, 2 gotas de aceite esencial de canela, 2 gotas de aceite esencial de clavo. Los cítricos suben los ánimos.

Espero que os hayan gustado estos tips para sentirse mejor. Encontrareis más información en nuestro blog @esenciasesenciales.com y todos estos aceites hacen parte del kit de inicio de Young Living, que viene junto con un difusor.

Un abrazo esencial

Paqui García