The Corner of Excellence nos guía en el regreso

El verano está tocando a su fin. Quedan cuatro meses de este año 2020. Un año diferente, por decir algo. ¿A ti también se te han pasado volando los últimos meses? Tengo la sensación de haber pasado del invierno al verano en un abrir y cerrar de ojos. Y ahora ya se acerca el otoño. ¿A principios de año te pusiste objetivos o planeaste proyectos que se han quedado estancados? ¿O has aprovechado tal vez el confinamiento para trabajar en metas o dedicar tiempo a cosas para las que antes no lo encontrabas? A algunos, esta pandemia les ha servido para reflexionar sobre su vida, lo que esperan de ella y sobre lo que más les importa. Son reflexiones importantes para las que a menudo no nos tomamos el tiempo suficiente. Algunos han redescubierto pasiones y recuperados pasatiempos abandonados por falta de tiempo. Parte importante de sentirnos bien con nosotros mismos y nuestra vida es saber lo que más nos importa y gusta. Tener claras nuestras prioridades nos ayuda a emplear nuestra energía y nuestro tiempo de forma provechosa. Por si te sientes de bajón después del verano y las vacaciones empezamos con un post sobre el síndrome postvacacional. Te doy unos consejos para volver a la rutina de la mejor forma y sin olvidarte de cuidar de ti mismo. Además te traigo un cuento que ilustra muy bien la importancia de aclarar nuestras prioridades y reservarles tiempo antes de llenar nuestra agenda con otros asuntos. Este segundo post también incluye otros trucos para gestionar nuestra agenda y nuestro tiempo.
Qué los últimos cuatro meses de este año sean productivos y satisfactorios para ti.

Trucos para contrarrestar el síndrome postvacacional

Agenda tus prioridades en vez de priorizar tu agenda