Voluntariado en la Fundación SAMU

Nuestra compañera Conchita Antón, colabora como voluntaria en la Fundación SAMU. El pasado 28 de julio recibieron en Madrid al equipo de intervención de catástrofes de SAMU, formado por 30 sanitarios, que ha viajado a El Salvador, en respuesta a la petición de ayuda que el propio Gobierno salvadoreño realizó a Fundación SAMU a principios de julio para poder hacer frente a la crisis sanitaria que está causando la Covid-19 en el país centroamericano.

Fueron recibidos en Madrid por el Embajador de El Salvador en España, Mauricio Antonio Peñate, la Ministra Consejera de la Embajada de El Salvador en España, Alejandra Samour y el Director de Relaciones Institucionales de SAMU Madrid, Alberto San Juan, en el Hotel NH Barajas, a su llegada a Madrid. El Director de la Escuela de Emergencias de SAMU, Juan González de Escalada, presentó el contingente que se desplaza al Salvador para prestar apoyo en el hospital más grande de América Latina frente a la Covid-19, en respuesta a la petición de ayuda del Gobierno salvadoreño y el Embajador les dirigió unas palabras de agradecimiento por su disponibilidad.

Debido a la situación actual en El Salvador, el Ministerio de Salud emitió al doctor Carlos Álvarez Leiva, Presidente de la Fundación, una solicitud de asistencia para dar apoyo al Hospital Nacional El Salvador, en la capital, inaugurado recientemente por el presidente del país, Nayib Bukele, que ha recibido a la expedición de SAMU con una emotiva carta publicada en sus redes sociales. El nuevo hospital cuenta con 1.000 camas de cuidados intermedios e intensivos, lo que lo convierte en el hospital más grande de América Latina.

El día 28, todos los voluntarios fueron convocados a las diez de la mañana en Escuela SAMU, en Gelves (Sevilla), para salir todos juntos en autobús hacia Madrid, donde el 29 cogieron un vuelo hacia El Salvador.

Son un grupo de gente joven, preparada profesionalmente y con mucha ilusión, muchas ganas de ayudar, con la enorme responsabilidad de trasladar los conocimientos adquiridos en los 30 años de misiones de SAMU y en los cerca de 20 que lleva impartiendo formación la escuela en gestión de incidentes nucleares biológicos y químicos.

SAMU cuenta con una gran experiencia en intervención en catástrofes, y además ha adquirido una enorme experiencia en la gestión concreta de la pandemia de Covid-19. Durante el periodo de máximo impacto de la pandemia en España, SAMU estuvo en primera línea, gestionando importantes dispositivos sanitarios, como los dos hospitales de campaña que la organización levantó en el Hotel Alcora, en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), y en la Residencia del Tiempo Libre El Burgo, en la Línea de la Concepción (Cádiz), por petición de la Junta de Andalucía, y donde se atendieron a personas mayores con Covid-19. SAMU también participó en el traslado de pacientes contagiados en Madrid y Toledo.

Actualmente, los casos aumentan en una media de 270 nuevos por día, concentrados principalmente en San Salvador, donde se localizan aproximadamente el 87% del total de casos confirmados, con 8057 casos en total y 209 fallecidos. Se espera llegar al pico de los contagios durante el mes de agosto.

En El Salvador, hay un médico por cada 5.964 habitantes y una enfermera por 1.223 habitantes, con un importante déficit en especialistas (médicos o enfermeros) capacitados en unidades de cuidados intensivos (UCI). El primer contacto entre la empresa con sede en Sevilla y el Gobierno salvadoreño se produjo el 29 de junio. Desde entonces han venido manteniéndose diversas conversaciones a distintos niveles, hasta la materialización del encargo.

Los objetivos de esta misión serán, en primer lugar, responder a las necesidades de asistencia médica de todos los casos hospitalizados de Covid-19 que les sean asignados; en segundo lugar, proporcionar capacitación a todo el personal de salud clínica local en el hospital Nacional de El Salvador; y en tercer término, reforzar el diseño y despliegue logístico para los procesos de vestido y desvestido de intervinientes, así como la descontaminación de pacientes e intervinientes, de las instalaciones que nos sean solicitadas.

Así, el equipo prestará asistencia sanitaria directa en rotación normal en el centro mencionado y otros hospitales según sea necesario. Se ofrecerá entrenamiento clínico específicamente en distintos ámbitos como el triaje, la implementación inmediata de medidas apropiadas de prevención y control de infecciones (IPC), el abordaje al paciente crítico de forma precoz y su correspondiente monitorización, la prevención de complicaciones o tratamientos específicos anti-Covid y manejo de los efectos secundarios, entre otros.

El contingente desplazado desde Sevilla prestará apoyo operativo para la supervisión y establecimiento de un centro de tratamiento de Covid-19 de campaña, reforzará el diseño de zonas y protocolos de descontaminación de pacientes, control de flujos de intervinientes, zonificación, sectorización y análisis de vulnerabilidad e idoneidad de instalaciones específicas para la pandemia. Asimismo, los equipos se pondrán a disposición de los sanitarios de la zona para la realización cursos de bioseguridad en distintos ámbitos de actividad comercial o el transporte de pacientes críticos y apoyo en la implantación de sistema de atención prehospitalaria.