Asociada del mes – entrevistamos a Carmen Guillén

guillen ¡¡Nuevo mes, nueva entrevista!!

Nuestra entrevistada este mes, es una maravillosa secretaria del mundo de la Banca.

Buenas María del Carmen, estamos encantadas de poder entrevistarte este mes, eres toda una profesional con una dilatada carrera.

P:  En un entorno tan complicado como es el de tu sector, ¿Cuál crees que son aquellas habilidades TOP que necesita una secretaria en el entorno tan cambiante como el que vivimos ahora mismo?

R: Desde mi punto de vista, es necesaria una gran versatilidad, capacidad de adaptación al “medio”, tener unas dotes innatas de planificación y al mismo tiempo, ser capaz de no sufrir cuando la mayoría de los días no se parecen en nada a lo que previamente habías planificado. No caer en el desaliento cuando las cosas no son gratificantes.  Cuando las cosas no salen como tenías previsto. Capacidad de superación en ese momento.

Sonreír, la sonrisa es gratuita y abre muchas puertas. Sonreír incluso cuando hablas por teléfono, el que está al otro lado será capaz de “verla”. Y también Intuición, mucha intuición, a veces rozando la adivinación. Capacidad de observación. Y por encima de todo lo anterior, discreción, mesura, templanza, equilibrio…

P: Desde que tu empezaste como Secretaria… ¿Cómo ves que ha evolucionado nuestro puesto?

R: Empecé como secretaría en el grupo SIGLA (Cafeterías Vips, Gino’s, etc) en 1987. En aquel momento, todo o casi todo se hacía con máquina de escribir y papel calco. En aquella prehistoria del secretariado, las cualidades anteriores había que elevarlas a la máxima potencia. No teníamos programas tan rápidos como ahora, ni buscadores en un mundo global. Recuerdo que las páginas amarillas y el FAC (Fichero de Altos Cargos) eran nuestras herramientas. Y conseguíamos nuestros propósitos. Ahora vivimos, yo al menos, conectada 24 h, mi teléfono móvil es un apéndice de mi cuerpo. Mi ordenador portátil me permite conectarme en cualquier sitio, lo que me lleva a la disponibilidad total y absoluta. Esto tiene pros y contras. Es verdad que cuesta desengancharse, pero también te permite conciliar mucho mejor tu vida personal y profesional. Yo he atendido mi trabajo desde el hospital acompañando a mi padre a sus tratamientos. De otra manera no hubiera sido posible.

P: Que destacarías de un buen jefe/jefa.

R: Pues para mí es prioritaria la educación. El trato correcto. El lenguaje correcto. Y que sea capaz de ser un líder que me provoque admiración. Integridad, honradez, empatía. Que sea capaz de gestionar personas y no números de empleado, que reconozca los logros de sus colaboradores. Humano. Las personas tenemos una faceta profesional, pero también somos personas, con nuestros problemas que, evidentemente hemos de dejar fuera a la hora de trabajar, pero que no desaparecen. No nos dejamos la cabeza en el coche y subimos a la oficina y trabajamos como autómatas. Que confíe en su equipo.

P: Ya sabes que tenemos que pasarte la pregunta que lanzo la asociada del mes anterior que fue: ¿Como ha afectado el confinamiento a nuestra profesión?

R: En mi caso personal, yo estaba muy acostumbrada a llevarme el portátil a casa todos los días, por lo que yo ya sabía lo que era trabajar desde casa. Y conectarme a través de VPN y esas cosas que todo el mundo ha tenido que aprender de golpe.  Es verdad que nunca tanto tiempo seguido, pero de ahí la cualidad de la versatilidad. Tenemos que ser capaces de adaptarnos, y de “ver” a nuestro jefe o director, sin verle. Y seguir gestionando sus tiempos y agenda como si estuviéramos en el despacho. Tal vez eso sea lo más complicado. Es necesaria una comunicación muy fluida entre el directivo y su ayudante, para que las cosas funcionen. Yo me comunico con mi jefe por WhatsApp, por Teams, por Skype, por llamada telefónica, pero es fundamental que yo sepa en todo momento en qué está para poder darle la atención correcta. Y la verdad es que creo que lo hemos conseguido notablemente.

P: Como asociada de ASPM, ¿Qué valores destacarías de la Asociación que la hacen única en nuestro sector?

R: Conozco ASPM desde hace muchos años. No en vano, me hice socia allá por el año 1989. Desde entonces la Asociación ha ido cambiando y evolucionando. Como lo hemos hecho sus miembros. Cuando yo empecé en la asociación, era una persona joven, sin ataduras familiares, y ello me permitió volcarme con todos los eventos y cursos de formación que aquel momento me brindaron. Yo me apuntaba a todo. Y sin ninguna duda, aquello me permitió darme una visibilidad que de otra forma no hubiera tenido. Incluso salí en la portada de la revista Mercado, en el año 1992, en un reportaje titulado: “Secretarias: A la sombra del poder”. El hecho de haber aparecido en aquella revista hizo que un headhunter se pusiera en contacto conmigo, y después de un arduo proceso de selección, entré a formar parte de la Secretaría de Presidencia de Caja Madrid. Y desde entonces, pertenezco a esta empresa. De alguna manera, mi puesto actual se lo debo a la visibilidad que aquello me brindó, y eso no hubiera sido posible sin la Asociación.

Y otra cosa muy valorable, para mí, es la oportunidad de conocer a muchas personas que hacemos “lo mismo”, pero que somos tan distintas. Y eso te enriquece y te da la posibilidad de aprender de tus compañeros de asociación. Siempre, siempre, los encuentros entre profesionales del secretariado te aportan algo aplicable a tu día a día.

P: ¿Con qué actividad o evento te gustaría que ASPM te sorprendiera en el próximo año?

R: Pues la verdad es que los eventos en los que más disfruto son aquellos que incluyen alguna charla o conferencia de gente relacionada con el mundo de empresa. Me gustaría alguna ponencia sobre el uso correcto del lenguaje, siempre he sido una gran defensora de ello, y a veces, creo que se nos olvida o lo descuidamos. La mayoría de los que nos dedicamos a esto hablamos por teléfono, escribimos emails, ya cada vez menos cartas, pero la exquisitez en el uso del idioma (sea el nuestro o sea otro) creo que es muy muy importante.

Pasemos a las preguntas sobre hobbies e inquietudes

Un rincón donde te gusta cargar pilas es…  Cantabria!

No soy nadie sin… Mis rotuladores Estabillo de colores. Mi cuaderno de trabajo siempre está plagado de colores que me permiten identificar los asuntos de manera gráfica y rápida. Es mi propio código.

Y por último para finalizar y como ya empieza a ser tradición, M. Carmen ¿Qué te gustaría que preguntásemos a la asociada del mes de Septiembre?

R: ¿Tienes algún temor a que el teletrabajo, que ha llevado a muchos directivos a ser más autónomos por necesidad, haga peligrar el puesto de trabajo de Asistente de Dirección? ¿De qué manera deberíamos reinventarnos?

 
 
¿Te gustaría ser la próxima asociada del mes? 

Contacta con nosotros a través de secretaria@aspm.es