Por qué posponer no es sinónimo de procrastinar y puede ser necesario


El_Rincn_de_la_Excelencia_letra verde con lema

¿Te preocupa posponer unas cosas en pos de otras? Por qué posponer no es lo mismo que procrastinar y hasta puede ser necesario. Qué no deberías posponer.

Posponer

 

¿Te cuesta posponer las cosas y quieres hacerlo todo enseguida? O por el contrario ¿tiendes a posponer demasiado?

Posponer en sí no es malo. Todo depende de qué posponemos. Lo habitual es que tengamos más cosas que hacer que tiempo para ello. Por eso posponer ciertas cosas se vuelve indispensable.

La cuestión es: ¿qué pospones? ¿Sabes priorizar y por tanto posponer asuntos menos importantes? ¿O pospones las cosas importantes porque te cuesta enfrentarte a ellas o crees no tener tiempo para ellas? Posponer puede ser cuestión de procrastinar o de priorizar.

Con este post te invito a reflexionar sobre las cosas que tiendes a posponer y a hacer un examen de conciencia. Posponer no siempre es malo y de hecho es necesario debido al tiempo limitado del que disponemos. ¿Quieres averiguar si pospones de forma productiva o no productiva? Entonces sigue leyendo