NETWORKING, el camino para fomentar tus relaciones profesionales

Yolanda Pérez

 

Yolanda Pérez logo-web-transparente

_____________________________________

 

Si hoy estoy escribiendo en este blog, es gracias al Networking.

A través de un comentario compartido, por una persona de mi red de contactos, interesada por mis servicios y profesión. Tuve la oportunidad de llegar a esta Asociación, desvirtualizar compartiendo un café con nuestra presidenta y apostar por un proyecto en común. La colaboración vista desde la generosidad.

Nos movemos en un entorno social, económico y laboral, que para poder sobrevivir y avanzar, necesitamos rodearnos de personas que sumen, aporten y abran puertas. Y el de ASPM es el mejor de los ejemplos.

No podemos abandonarnos en la rutina del día a día, pensando que lo tenemos ya todo hecho, porque tengamos un negocio estable o un puesto de trabajo confortable.

Nunca lo tenemos todo hecho. Porque cuando menos te lo esperas, un día puedes levantarte y tu situación profesional ha tomado un rumbo, que tú no esperabas.

Y ese día, te das cuenta de que, si no has cuidado y mimado tu red de contactos. Estos no estarán cuando la necesites y tú estarás más solo que la una.

¿Se puede evitar?

Quizás el cambio de rumbo de tu situación profesional y laboral no. Pero sí, puedes construir un mundo de relaciones sociales sólido y efectivo, eligiendo a tus compañeros de viaje.

En este segundo post, que escribo para este blog, quiero compartir contigo un concepto que está muy presente en nuestro día a día: “El Networking” cómo el camino más rápido para fomentar tus relaciones profesionales.

Lo primero me gusta invitarte a la reflexión 😉

¿Cómo evaluarías tu red de contactos profesionales?

¿Te has parado a pensar lo útil que puedes ser personal y profesionalmente para los demás?

¿Delegarías en otra persona el ir a tomar café con tu mejor amigo?

¿Qué significado le das a la generosidad social?

Defino la “Generosidad Social”: “Cómo el hábito de dar y entender a los demás. Un valor social asociado a la empatía y a la honestidad” @yolandapd

El networking, comienza siendo un acto de generosidad y es desde el lado, que se debe practicar. Primero darte a conocer, transmitir lo que puedes ofrecer, escuchar, compartir, recomendar y dar.

El valor de la generosidad social se contagia y mejora tu bienestar laboral y profesional.

Una persona generosa, tiene más oportunidades de ser exitosa. Y ese se traduce también en éxito en la vida profesional.

La generosidad la entiendo muy ligada a tener actitud y energía positiva.

Y el tener una energía positiva y la actitud de estar siempre dispuesto, motiva a tu entorno a querer estar a tu alrededor.

El primer paso, para generar este buen ambiente, está en tu predisposición a ayudar a los demás cuando lo necesitan. Se generará un clima de confianza, hacia ti, tus valores, conocimientos y experiencia. Lo que repercutirá, de manera positiva en confianza en tus ideas, iniciativas y proyectos.

Una persona generosa, suele tener una red de contactos y amigos muy grande. Lo que podríamos entender, cómo “Ecosistema Social”.

Un sistema formado por un conjunto de individuos que utilizan el mismo medio a través del que interactuar para compartir sus ideas, proyectos, vivencias, conocimientos, experiencias… etc. Les unen intereses comunes, todos suman y la base del ecosistema, es el valor que tú les das y ellos te puedan aportar.

Lo que engrandece tu ecosistema social, son las personas que hay detrás. Impulsadas por tu generosidad y el haber estado presente en los momentos importantes.

Nos movemos en un contexto en el que la colaboración y generosidad social, pueden marcar la diferencia. Tanto a la hora de emprender en un proyecto, como a la hora de buscar empleo.

Independientemente de tu profesión, si apuestas por una trayectoria profesional exitosa, no descuides el networking, para hacer y mantener contactos profesionales exitosos.

NETWORKING EL CAMINO MAS RAPIDO PARA FOMENTAR TUS RELACIONES PROFESIONALES

El networking es un arte. El arte de construir relaciones. De saber rodearte de aquéllos que suman y aportan. Un elemento clave para avanzar profesionalmente, abrirte puertas tanto para nuevos proyectos como para el aprendizaje.

El networking es una base importante para tener una carrera profesional exitosa.

Una buena herramienta para intensificar los vínculos con otros profesionales.

Es el camino más eficaz, si decides para fomentar tus relaciones profesionales, ir más allá de compartir un café en la máquina de la oficina o tomar unas cañas con tus compañeros a la salida del trabajo.

El truco radica, en hacer y mantener los contactos que vas generando a lo largo de tu trayectoria personal y profesional.

La esencia del networking efectivo es la colaboración y cooperación. La ayuda mutua. El dar y recibir.

El resultado, llegar a tener una red de contactos sólida con las personas adecuadas.

¿Cuál es el truco para rodearse bien?

Elaborar una estrategia y definir tus objetivos. No vale el azar.

Reflexiona sobre cuál es tu comunidad de influencia y en base a ello, define el perfil de tu contacto ideal. Cómo vas a llegar a esa comunidad y qué estás dispuesto a hacer para mantenerla y seguir creciendo.

En este post tienes algunas recomendaciones para elaborar tu estrategia: INVITA A TU AUDIENCIA EN SOCIAL MEDIA A LA CONVERSACION.

Existen infinidad de sitios en los que puedes practicar el Networking.

Trabaja con sentido y de manera alineada las dos partes Offline y Online.

En mi caso, yo empecé trabajando la parte online a través de mi blog: www.lasecretariaexterna.com publicando artículos sobre mi experiencia, conocimientos, aprendizajes relativas a mi profesión, la productividad y optimización del tiempo.

¿Qué necesitas hacer visible para que te contraten o te compren?

Tu propuesta de valor. Lo que te diferencia. Tus actitudes, experiencias, conocimientos y circunstancias. Basa en ella tu estrategia de Marketing en Redes Sociales.

Construye tu visibilidad con tus puntos fuertes porque tu reto es hacer tu oferta única @yolandapd

Algunos consejos para construir tu visibilidad, los tienes en este post: MARKETING EN REDES SOCIALES. OPTIMIZAR EL ME GUSTA

En paralelo a mi blog, fui creando mis perfiles en las redes sociales. Principalmente el LinkedIn y en Twitter.

Es importante definir dónde quieres estar. Para decidir sobre tu presencia en redes sociales y dónde es mejor para ti estar, lo ideal es hacer un buen plan de social media y analizar en qué redes sociales aparecer en base a tus productos, servicios y público objetivo.

En este post te doy algunas pistas: PRESENCIA EN REDES SOCIALES: ¿DE TURISMO O PARA QUEDARTE?

Según fue creciendo mi red de contactos, empecé a seguir otros blogs, en los que participaba desde los comentarios y compartiendo en mis redes sociales sus contenidos.

Poco a poco mi comunidad fue creciendo. Un crecimiento en equilibrio con mi disponibilidad, tiempo y objetivos de crecimiento de mi proyecto.

Para ser visible tienes que optimizar el “Me Gusta” e incorporar en tus rutinas diarias una estrategia de Marketing en Redes Sociales @yolandapd

El mundo online, me abrió las puertas a desvirtualizar con un café, con muchos de mis contactos. Así nacieron colaboraciones, post colaborativos, entrevistas, nuevos proyectos y una sólida cartera de clientes.

Para llegar a este punto tuve que invertir tiempo en mi red. Atendiéndola de manera continuada, gestionando bien y de forma eficiente mi agenda de contactos.

Tu audiencia en social media la forman personas con las que interactúas en las redes sociales y comunidades virtuales generando conversación. Preocúpate por conocer a las personas, sus intereses, gustos y necesidades.

No te limites solo a las personas que te caigan bien. Ni renuncies a un contacto, solo porque tenga opiniones diferentes a las tuyas.

También deberás ser proactivo y estar dispuesto a acudir allí dónde se te necesite.

Además de la importancia de compartir conocimiento desde tu blog y de tu presencia activa en las redes sociales. Un complemento perfecto para estar bien relacionado en el mundo online, es, asistir a webinars y participar en debates, por ejemplo en grupos de tu interés en LinkedIn.

Es una buena forma de llamar la atención y demostrar tus conocimientos y experiencia profesional, en el ámbito que te mueves y sector al que perteneces.

Hasta aquí, nuestro networking online.

El networking Offline, es igual de importante. Siempre que des los pasos correctos, para sacarle el mayor rendimiento.

¿Por dónde empezar?

Asistiendo a conferencias, eventos y reuniones enfocadas al networking.

No es necesario que te apuntes a todo lo que veas, porque puedes llegar a saturarte.

Los eventos, conferencias y reuniones de networking cómo tal, son herramientas estratégicas que puede ayudarte a tener más visibilidad y más clientes. Pero debes escoger asistir a los que mejor se adaptan a tu perfil. Y eso siempre dependerá de la temática, el formato, los asistentes y la dinámica del acto.

Lo importante es, que el que escojas, siempre sea teniendo en cuenta que está alineado a tus objetivos profesionales.

Asiste a aquellos que verdaderamente, aporten un valor a tu marca personal y en los que veas factible crear nuevos vínculos profesionales dentro de tu sector.

Para ello, también vas a necesitar de una estrategia y lo más importante, realizar una labor de investigación, sobre lo que te pueden aportar en función de tus intereses.

Tu primer paso, será elegir dónde acudir.

Investiga sobre los eventos programados relacionados con tu sector a seis meses vista y confecciona un calendario de asistencia a eventos que sean de tu interés, valorando tu disponibilidad y tiempo.

Antes de asistir a un evento, sal de tu zona de confort, porque la primera impresión es la que cuenta.

Ten muy presente, la imagen que quieres dar. Siempre sin olvidar la sonrisa. Un vestuario acorde con el acontecimiento y alineado con la imagen que transmites en el mundo online. Y por supuesto, naturalidad y dejando los miedos en casa. No fuerces ser quién no eres y empatiza.

Recuerdas que estás ahí con una misión, ayudar a los demás. Deja en segundo plano tus intereses. Y siempre la mente abierta.

Para ayudar y generar esa necesidad de ayuda, ellos deben conocer quién eres. Lleva preparado tu elevator pitch.

Debes ser capaz de contar en un minuto en un discurso sencillo y potente, a qué te dedicas y cuál es tu propuesta de valor. No te enrolles con palabras complicadas. Lenguaje claro, sencillo y conciso.

Como refuerzo a tu mensaje, lleva siempre unas cuantas tarjetas de presentación en tu bolsillo.

Tu tarjeta debe ir siempre acorde a tu marca personal y a tu imagen corporativa si es el caso. En formato cómodo y con los datos necesarios, básicos y más importantes: nombre, teléfono, email, web y redes sociales.

No olvides que lo más importante es conquistar con tu historia. Aprovecha el tiempo que esas personas te están concediendo y aprovecha la oportunidad de enamorarles con tus valores. Que les invite a recomendarte y a hablar en un futuro bien de ti.

Ojo, estás ahí para ayudar no para vender. Escucha, analiza y conquista.

Mantén siempre una actitud positiva y proactiva.

Haz todas las anotaciones que puedas. Aprovecha para conocer y analizar a tu competencia. Y crear buenas sinergias entre vosotros.

Hacer contactos es fundamental, pero cuidarlos también te llevará tiempo. Y esta es una labor de hormiguita, que comienza finalizado el evento.

Lo primero mantén actualizada tu base de contactos. Etiquétalos y clasifícalos en base a afinidades, ámbito profesional e intereses comunes.

Empieza a seguirles en sus redes sociales. Interactúa y demuestra interés por lo que hacen.

No dejes de mantener el contacto con ellos, primero da, compartiendo sus contenidos, ofréceles colaboraciones que puedan ser de su interés, así como recomendaciones. Y a partir de ahí, pídeles tú también.

Un truco que funciona, si tienes blog, es escribir un post con un resumen del encuentro. Aprovecha para nombrar a personas que han aportado algo de interés o a los ponentes que hayas conocido. Esto te ayudará a incrementar tu reputación online y tu visibilidad.

Igualmente, comparte fotos y comentarios en tus redes sociales, haz menciones y agradece.

No te voy a engañar. Conseguir una red de contactos sólida es una labor lenta de networking.

Te recomiendo ilusión, paciencia y sobre todo parte con una estrategia y unos objetivos bien definidos, es la base para conseguir buenos contactos.

Hasta aquí, mi granito de arena.

Ya sabes, el networking comienza siendo un acto de generosidad, de colaboración y cooperación. Que finaliza en agradecimiento.

Gracias por llegar hasta aquí.

Un fuerte abrazo siempre #conunasonrisa.

Yolanda 😊