Tips que a mí me ayudan a trabajar desde casa de manera organizada:

 

Yolanda Pérez

 

Yolanda Pérez logo-web-transparente

_____________________________________

Son muchas las ventajas del teletrabajo o trabajo en remoto. Pero seguro que la primera que se te viene a la cabeza es la conciliación. Y razón no te falta.

Yo te voy a hablar de una ventaja, que considero aún más importante que la conciliación. Y es, el poder gestionar nuestro tiempo y nuestra agenda, con mayor libertad.

Si te lo marcas como objetivo y eres capaz de conseguirlo, la conciliación entre tu vida personal y profesional es su consecuencia o resultado.

Llevo trabajando desde casa, cómo secretaria externa, más de 10 años. Y te aseguro que soy una persona muy normal y no tengo súper poderes.

¿Por qué digo esto?

Porque no es fácil, este estilo de vida laboral.

La soledad y el aislamiento pueden resultar, si no sabes gestionarlo, importantes barreras a vivir nuevas experiencias.

Otras barreras importantes, cuando trabajas desde casa, son las distracciones domésticas y el síndrome del sedentarismo.

Los ladrones del tiempo se multiplican.

No veas solo, el trabajar desde casa, cómo una solución a la conciliación. Visualízalo, cómo una forma de vida, sin limitaciones entre lo personal y profesional.

Antes de compartirte mis tips para trabajar desde casa de manera organizada, quiero invitarte a una reflexión.

¿Qué te impulsa a trabajar desde casa? ¿Cuál es tu por qué?

¡Ojo! … Trabajar desde casa, es un arma de doble filo y puedes llegar a perder el control de tu vida, si te conviertes en un ermitaño que pasa más tiempo trabajando del debido, un ermitaño disponible permanentemente, para las urgencias de los demás.

El teletrabajo, no consiste en estar en casa con un portátil, una conexión a internet y trabajar desde cualquier habitación de la casa en pijama y zapatillas.

Insisto, es una forma de vida, que requiere por tu parte de actitud.

Actitud de disciplina. Actitud de organización. Actitud de planificación.

Saber decir no y saber renunciar a cosas que no te aportan valor.

Tips que a mí me ayudan a trabajar desde casa de manera organizada:

Tips

Quítate el pijama y las zapatillas. Porque, aunque trabajas desde casa, eres un trabajador más, que vas a trabajar.

¿Cuántas horas vas a trabajar al día?

Define tu tiempo de trabajo y marca un horario. Un horario flexible. Es la única manera de evitar los sustos de los imprevistos.

No olvides rutinas tan básicas, cómo levantarte siempre a la misma hora, pasar por la ducha, vestirte para trabajar desde casa y desayunar de manera saludable.

Cuida mucho de que tu entorno personal y profesional, respeten tanto tus horarios de trabajo, como tus tiempos de descanso. Es tu responsabilidad educarlos.

El descanso es importante. Fija la hora en la que vas a dejar de trabajar y tus días de descanso semanal.

Si quieres que te respeten, empieza por respetarte tú.

Las pausas cortas, para pequeños descansos a lo largo del día, también son importantes. Tómate un café, un refrigerio o sal a dar un pequeño paseo para estirar las piernas y recargar pilas. Eso te ayudará a seguir siendo productivo, el resto del día.

Prohibido las visitas al frigorífico, redes sociales e internet en horario de trabajo. La lavadora y el aspirador, ni los menciono.

¿Cómo es o quieres que sea tu espacio de trabajo?

Toma nota: los olores, colores y la iluminación son importantes.

Tu espacio y ambiente de trabajo deben ser cómodos para ti. Hazlo tuyo. Es decir, por pequeña que sea tu casa, siempre, habilita un espacio cómo lugar de trabajo.

El orden y la organización son muy importantes. Así cómo el confort de tus muebles.

Invierte en buenas herramientas de trabajo, tu equipo informático y conexión a internet.

Yo apuesto por la sencillez y el minimalismo, para crear un entorno confortable de trabajo. Eso me ayuda en los momentos de concentración y creatividad. Pero ante todo apuesto por la limpieza y por supuesto, la decoración también cuenta.

Un espacio, por pequeño que sea, bien decorado, impulsa la creatividad.

Tu entorno de trabajo, ese pequeño espacio en el que vas a pasar gran parte de tu día, debe ser un lugar en el que puedas concentrarte y en el que nadie te moleste. Crea un ambiente profesional.

Elige tu color. Un color puede ayudar a mejorar tu productividad. Cualquier pequeño detalle, por absurdo que te parezca, cuenta. Sabías que el color azul atrae la estabilidad, que el color verde promueve la eficiencia o que el color rosa disminuye la sensación de soledad.

Otro punto a tener en cuenta es el de la iluminación. Qué importante es el ver bien y qué poco cuidamos el confort de nuestra vista. Luz blanca o cálida. Mima a tu vista y dale comodidad para trabajar.

Quizás te parezca una tontería, pero párate a pensar en los olores. Es importante que te encuentres a gusto mientras trabajas. Y aromatizar tu entorno de trabajo, puede ayudar a relajarte, a estimular tu creatividad y a ser más productivo.

Prueba con el jazmín en épocas de estrés o el aroma a limón si necesitas concentrarte.

Tú también formas parte de tu entorno de trabajo. Tu imagen también cuenta. Piensa en tu autoestima. Me parecería ridículo, que te pusieras un traje o unos tacones. Pero qué tal, ropa cómoda. Vístete con ropa de calle y deja el pijama para dormir y el chándal para hacer deporte. Si te ven bien vestido, no es una tontería, tu entorno familiar y tú mismo, te respetarán y te respetarás, mientras trabajas. Tu imagen debe transmitir lo que haces, trabajar.

Otro tema que deber cuidar mucho, es el de los ruidos. El perro ladrando o el niño llorando, no transmiten una imagen muy profesional. Y cuidado con la sartén. No hables con un cliente, mientras estés friendo patatas. Quemarás al cliente y las patatas.

¿Quieres que respeten tu tiempo?

Nos pasamos la vida hablando de la gestión del tiempo, de optimizarlo porque este es limitado.

Que sepas, que los que trabajamos desde casa, somos un recurso fácil y muy cercano, para pedir favores y atender las urgencias, aburrimientos e imprevistos de los demás.

Ponte en guardia, ante tu vecino, suegra, amigos y demás familiares. Van a acudir a ti a la primera de cambio, para convertirte en el receptor oficial de paquetes, el chico de los recados y vas a tener que trabajar horas extras poniendo cafés, a las visitas improvisadas que pasaban por ahí.

Tu trabajo no es atender esas urgencias ni imprevistos. En tu horario de trabajo, debes estar concentrado en trabajar. Esa es tu prioridad más importante.

Hablemos de los ladrones del tiempo. Te invito a leer esta entrada en mi blog, dedicada a estos increíbles personajes, que parecen de ciencia ficción, pero que son reales (http://lasecretariaexterna.com/como-ganar-la-partida-a-los-ladrones-del-tiempo-para-ser-mas-productivo/#more-473)

Los ladrones del tiempo, cuando trabajas desde casa se multiplican. Son esas interrupciones, que llaman a tu puerta, sin avisar y si les dejas pasar, terminan con tu concentración, se comen tu tiempo, no te dejan avanzar y te vuelven menos productivo.

Los tengo divididos en tres grupos.

Por un lado, tenemos las herramientas digitales. Ejemplos, las redes sociales, el correo electrónico o nuestro queridísimo WhatsApp. ¿Se cuelan ellos o somos nosotros los que les invitamos a pasar? Son la consecuencia, de nuestros malos hábitos e indisciplina.

El segundo lugar, lo ocupan las tareas poco productivas. En el caso de los emprendedores que trabajamos desde casa, son esas tareas rutinarias, ejemplo las administrativas o burocráticas, que podríamos delegar, pero no lo hacemos por inseguridad o desconfianza.

Y por último, las interrupciones que se producen de convivir con un entorno mal educado. La culpa siempre nuestra, por no hacernos valer cómo profesionales trabajando desde casa.

“Si eres efectivo gestionando el tiempo que has establecido para trabajar, serás capaz de cumplir tu horario y de disfrutar sin estrés de tu tiempo libre” @yolandapd

Tu éxito para ser productivo trabajando desde casa, va a depender en un porcentaje muy alto de tu actitud y de tenerlo todo bajo control.

Habrá momentos de soledad. Cuando trabajas desde casa, casi siempre estás solo para todo.

Estarás solo en tu espacio de trabajo, solo para organizarte y solo para tomar decisiones. Pero eso también, se llega a controlar. Para afrontar esa soledad, solo hay un camino posible. Ver el trabajar desde casa como una ventaja en la organización de tu tiempo.

Si algo me ha enseñado el trabajar desde casa a lo largo de estos 10 años es a ser más productiva. No sabía ser productiva y gracias al teletrabajo aprendí.

Mi consejo, si tienes la oportunidad y es tu decisión, el trabajar desde casa, es que si quieres tener tiempo de calidad y vivir una vida plena. Te organices para mantener un equilibrio entre el hacer y el parar.

Y recuerda:

  • Piensa en tus prioridades.
  • Organiza y planifica con flexibilidad.
  • Olvídate de vivir a velocidad vertiginosa.
  • Nunca vivas relajada en una zona de confort. Eso te llevará a la procrastinación de cosas importantes a nivel profesional y te estancarás.
  • Busca siempre nuevos retos, estímulos y aprendizajes.
  • Trabaja sin estrés y olvídate de la multitarea.
  • No empieces tu día con una mochila cargada de emociones negativas.
  • No olvides tus hábitos saludables. Socializa y quiérete cada día un poco más.

Espero haber aportado mi granito de arena con estos tips y hacerte más fácil el camino de trabajar desde casa.

Para trabajar desde casa hay que tener determinadas competencias y capacidades, que no todo el mundo tiene. Pero como todo en la vida, se puede aprender y desarrollar los hábitos necesarios para adquirirlas.

Desactiva las notificaciones, silencia el móvil, comunica a tu entorno que te vas a poner a trabajar, planifica tu día, organiza tu trabajo y disfruta de tu jornada trabajando desde casa.

Un fuerte abrazo, siempre #conunasonrisa

Yolanda 😊