CONFERENCIA SOBRE SOL Y NUTRICIÓN

Muchas veces, cuando vamos por las calles de Madrid, las prisas, el ajetreo, el ruido son elementos que nos invaden a veces incluso con agresividad. Es por ello que cuando de repente traspasamos unos simples muros y nos encontramos en un lugar que es un verdadero remanso de tranquilidad pareciese que nos hemos trasladado a varios kilómetros nada más lejos. El Hotel Hospes Puerta de Alcalá, en la Plaza de la Independencia, 3 nos abrió sus puertas y nos dejó ver que muy cerca de nuestro entorno, en su spa Bodyna , tenemos la oportunidad de hacer un “reseteo” mental y físico que hará que carguemos baterías .

 

Si al fantástico entorno le unimos la compañía de Araceli Lamas, su labor en la que los conocimientos (que con empeño y dedicación estarían más o menos al alcance de casi todos…) van de la mano del entusiasmo (amigas, eso ya al alcance de unos pocos…) el resultado es una bomba de placer, de aprender, de recordar cosas que, aunque son de sentido común…. Comúnmente ignoramos.

En definitiva, ¿Qué os voy a decir yo de Araceli a la que todas conocemos, valoramos y apreciamos?

 

Nos enseñó muchas cosas: debemos usar con lógica lo que la naturaleza nos da, en este caso el sol, aprendiendo que, si bien es fuente de vida, también puede ser fuente de problemas. Para que el sol sea nuestro aliado hay que tomarlo el tiempo justo, en las franjas horarias correctas, y debidamente protegidas dependiendo en todo momento del tipo de piel que tengamos. De otro modo, más que bronceadas acabaremos como un camarón listo para ser devorado. A veces pareciera que vivir en un país referente de sol, playa, aire libre en vez de hacernos expertos en la materia nos hace un poco irresponsables.

IMG_0658

¿He dicho debidamente protegidas? ¡Si!. Araceli nos invitó a leer etiquetas, interpretarlas. No todo vale, hay saber de qué están compuestas. Especial mención a la palabra “NANO” que bajo esa apariencia de nombrecito inofensivo, realmente son partículas muy pequeñas que pretenden bloquear los efectos del sol y que por su característica principal, el micro tamaño, podrían ser absorbidas y revertir en el torrente sanguíneo.

Otra cosa, ¿Cuantas veces hemos oído que somos lo que comemos, que por la boca entra la salud y la enfermedad? Araceli también ahí nos dio sus recomendaciones, compartió con nosotras sus conocimientos pronunciando en varias ocasiones la palabra mágica ANTIOXIDANTES. La naturaleza es muy sabia y nos da en cada momento lo que en cada momento necesitamos. Ahora en verano: sandía, tomates… (¡El color es una pista!) deben formar parte de nuestra nutrición para ayudar, mitigar el envejecimiento de la piel por efectos del sol y mantenernos vitales y saludables. Sigamos las órdenes que la Madre Naturaleza nos da.

Os animo a cumplir el mandato fundamental de Araceli: ¡Cuídate, Mímate y Quiérete!

Crónica elaborada por Belén Bonilla