CRÓNICA DEL TALLER DE NUTRICIÓN II

El 23 de Febrero, tuvimos el placer de compartir con Araceli Lamas una mañana en el Taller de Nutrición.

Desde el primer momento fue muy interesante, nos explicó los distintos tipos de hambre que existen, recalcó también que las emociones nos hacen sentarnos a la mesa.

Las emociones y la manera en que canalizamos dichas emociones tienen una relación directa sobre cómo y qué elegimos comer.

Realizamos varias actividades compartidas (además de divertidas), sus resultados fueron curiosos y sorprendentes.

La primera de ellas, la misión era transmitir información sin palabras, desde el primer mensaje al último el resultado cambió completamente…

Las siguientes se realizaron en parejas, seleccionando unas cartas con las distintas emociones y justificando a la persona con las que hacíamos la actividad el motivo de dicha elección.

IMG_20190223_114924

A la mitad del taller, tuvimos un delicioso y magnífico desayuno saludable incluyendo un pastel de chocolate ecológico con una mermelada realizada por Araceli, distintas infusiones, frutos secos, gracias Araceli por cuidarnos tan bien 😊

IMG_20190223_105630

Cómo colofón del taller tuvimos un “Baño de Gong”* (instrumento de percusión milenario) con Guillermo Solana, primera experiencia en mi caso, fue tan relajante y espectacular, con tan solo 15 minutos, que todos nos quedamos con ganas de más 😊

gong

Araceli, nos insistió que deberíamos querernos y mimarnos más, soltar lastre, poner las cosas en perspectiva y canalizar mejor nuestras emociones, de tal forma que tengamos mejor calidad de vida, personalmente llevo aplicándolo  desde el 23 por la tarde 😊

IMG_20190223_134541

Gracias por hacernos pasar una mañana tan amena, instructiva y agradable, ¡¡¡¡con ganas de repetir!!!!

Mª Luz Laso

*Para aquellas interesadas en el Baño de Gong:

El Gong es un instrumento de percusión  milenario. Aunque no se sabe con exactitud parece ser que es originario de de China y que los primeros Gongs aparecieron en alguna zona cerca de Tíbet y Birmania unos 500 a.c. El Gong es un disco metálico de bronce, principalmente, mezclado con aleaciones de otros metales como níquel o plata. Se percute con una maza fabricada con lana que varía de tamaños para conseguir sonidos más graves y profundos.
La principal cualidad del sonido del Gong es la cantidad de armónicos que genera un solo toque de maza en el disco. Cuando se toca el Gong se pueden llegar a producir innumerables frecuencias y armónicos que llenan el espacio en el que nos encontramos recibiendo lo que se llama un “Baño de Gong”. Todas estas frecuencias que nos envuelven producen unos efectos en nuestro cuerpo físico, reales, armonizando nuestro sistema nervioso mediante la estimulación de las terminaciones nerviosas que tenemos en la piel (dermatomas)  y calmando la mente hasta tal punto que podemos llegar a quedarnos profundamente dormidos, obteniendo un sueño muy reparador.
Una sesión de baño de Gong dura, aproximadamente, 45 minutos y la recibimos tumbados sobre una esterilla, la cabeza sobre una almohada y cubiertos con una manta. Primeramente el facilitador nos inducirá a un estado de calma mental y relajación corporal para que, cuando empiecen los sonidos a rodear nuestro cuerpo, los efectos sean más satisfactorios y profundos.
Es normal que la persona que recibe el baño tenga la  sensación de viajar por distintos lugares que le evocan los sonidos que escucha (algunas personas me han comentado que se han sentido flotando en el espacio); otras personas sienten emociones que afloran en forma de llanto o risa. Cuando esto sucede y más concretamente el llanto, quiere decir que dicha emoción la teníamos bloqueada en nuestro interior y por fin, la hemos dejado salir liberándola y liberándonos a nosotros mismos; algunas personas se quedan tan profundamente dormidas que cuando se despiertan, al finalizar la sesión, se encuentran en un estado de paz interior y llenos de energía ya que ese sueño ha sido de lo más profundo y reparador.
Los Baños de Gong se suelen realizar en salas a las que acuden varias personas y cada una tiene una experiencia diferente. También se hacen baños individuales si así se desea e incluso se pueden combinar con un masaje relajante a la vez que suena el Gong. Se suele hacer a domicilio para que la persona pueda disfrutar de la relajación máxima y no se perturbe con la vuelta a casa.
El Gong es una poderosa herramienta que animo a probar y disfrutar. No te dejará indiferente.
Guillermo Solana facilitador de Baños de Gong.
Telf: 656 810 761