FAM TRIP a Toledo – Hotel Fontecruz, Palacio Eugenia de Montijo (25 y 26 de enero de 2019)

Nos encontramos todas a la hora acordada en la estación de AVE en Atocha, donde nos esperaba nuestra encantadora anfitriona Nuria Martínez, Directora General de los Hoteles Fontecruz. Más que unas eficientes y serias Secretarias de Dirección, parecíamos un grupo de colegialas llenas de ilusión ante el viaje que se nos presentaba por delante.

grupo tren

Nos quedamos sorprendidas por la rapidez del trayecto, se nos pasó en un suspiro y en media hora estábamos en Toledo. Nos encontramos al llegar con una verdadera joya de estación, declarada “Bien de interés Cultural” con la categoría de “monumento” en 1991, por su estilo Neomudejar.

estacion

Camino del hotel, los taxis nos condujeron por una sinuosa carretera en la orilla sur de Toledo donde contemplar el magnífico río Tajo y a la derecha los famosos Cigarrales, fincas señoriales de recreo que todas acordamos que teníamos que visitar en un futuro cercano.

Por fin llegamos al maravilloso “Hotel Fontecruz, Palacio Eugenia de Montijo” donde nos encontramos con Mónica Redondo Mateo, Directora del hotel y Noemí, nuestro comité de bienvenida particular , quienes nos recibieron como si fuéramos viejas amigas.

monica

Al alzar la cabeza nada más entrar al lobby del hotel, nos encontramos con un increíble artesonado de madera del Renacimiento, del siglo

XV, que nos dejó boquiabiertas por su belleza.

Nos sorprendió la calidez de las habitaciones con sus reminiscencias francesas, con doseles, tapicerías, mobiliario clásico y grabados de pintores toledanos en los que la temática predominante son Eugenia de Montijo y la ciudad de Toledo.

Nos encantó encontrarnos con una nota manuscrita de bienvenida de la Dirección del hotel encima de la cama, con un pequeño detalle de mazapán envuelto en celofán, todo para hacernos sentir bien.

 

habitación

Tras dejar nuestro equipaje en la habitación, nos reunimos en una de las salas del hotel donde Nuria nos hizo una pequeña presentación de todos los hoteles Fontecruz:

  • La Casa del Presidente, 5*, Ávila. La que fuera la casa de veraneo del Presidente Adolfo Suarez convertida en un exclusivo e íntimo hotel de 10 habitaciones. Con jardín y piscina y la Muralla de Ávila como parte de la casa. Cenas gourmet y pequeños grupos exclusivos, con posibilidad de alquilar la casa entera para reuniones. Ideal para Comités de Dirección, Consejos de Administración o equipos de trabajo

https://www.fontecruzhoteles.com/es/casa-del-presidente/

  • Fontecruz Ávila 4* . Spa y Golf a 3km de Ávila. 74 amplias habitaciones en un entorno de Capacidad para reuniones y diferentes eventos sociales. Spa y Club de Fitness

https://www.fontecruzhoteles.com/es/hotel-fontecruz-avila/

  • Fontecruz Sevilla Seises, 4*. 42 habitaciones en el Barrio Santa Cruz, el tercer Patio Arzobispal convertido en un hotel de Encanto muy sevillano. Patio para desayunos, 42 habitaciones diferentes y especiales y una terraza mirador a la Giralda. Restaurante en la terraza y en el patio y programación musical de calidad en la terraza con espacio VIP reservado para clientes.

https://www.fontecruzhoteles.com/es/hotel-fontecruz-sevilla-seises/

 

  • Fontecruz Lisboa Autograph Collection, 5* 72 habitaciones en la Avenida Liberdade en una de las ciudades que está más de moda en el mundo. Un hotel urbano, sofisticado con grandes habitaciones, Restaurante Bistro y terraza, gimnasio, y 2 Plantas de parking en el edificio.

https://www.fontecruzhoteles.com/es/hotel-fontecruz-lisboa-autograph-collection/

 

direcciones

Finalmente, en vez de mostrarnos una presentación del hotel Fontecruz, Eugenia de Montijo, Mónica prefirió enseñárnoslo en directo y nos invitó a dar un paseo por todas las estancias del hotel.

salones

Se trata de un antiguo palacio que perteneció a Eugenia de Montijo en el siglo XIX, un edificio de corte renacentista rehabilitado en el siglo XIX y con vestigios de las culturas romana y mudéjar. Con sus pequeños rincones y sus piezas de arte en el hotel se recrea la vida y la personalidad de la emperatriz granadina. Está situado en el centro histórico de Toledo y es un hotel boutique. Su fachada y estructura principal, de estilo renacentista, datan del siglo XVI, aunque en él se han encontrado vestigios de construcciones y usos anteriores: restos de la Edad de Bronce (del siglo II a.C.), una alcantarilla romana del siglo I d.C. y arcos de un palacio gótico-mudéjar del s. XV que pueden verse desde su spa.

rollo

La gran protagonista de este hotel es Eugenia de Montijo, una mujer muy avanzada a su época que nunca llegó a encajar ni en el entorno social ni familiar.

montijo

Todos los elementos de decoración del hotel están directamente vinculados con la vida de Eugenia de Montijo. Nada más entrar hay una gran variedad cromática, blancos, azules … que pretende evocar a su vida. En su infancia y adolescencia fue muy desdichada y los cambios cromáticos de blancos y negros quieren recordar a las luces y sombras de su vida. Según nos explicó Mónica, Eugenia fue pionera de la moda de la época, era la “influencer” de su época, hay muchos elementos de la decoración del hotel que quieren recordar a prendas de moda de la época, por ejemplo todos los apliques de pared fueron diseñados con forma de corpiño, el mostrador de la entrada, pretende evocar a los encajes de chantilly, que puso de moda Eugenia.

Todas quedamos prendadas del encanto del lobby principal, en el que sorprende el cuadro central que nos presenta una Eugenia de apariencia andrógina que quiere mostrar precisamente la personalidad interior tan fuerte de esta mujer, la fierecilla que quería salir de alguna forma del encorsetamiento en el que estaba sumida, pero desafortunadamente no se lo permitieron en muchos momentos.

salones 2

salones 3

Tras disfrutar del relato de Mónica, nos dieron la opción de tiempo libre o relajarnos durante media horita en el maravilloso Spa con vestigios mudéjares. Las más “acuáticas” nos decidimos por la segunda opción y lo cierto es que nos supo a poco la experiencia de zambullirnos en el “baño de Eugenia”, un pequeño santuario privado totalmente recomendable.

baño

A la vuelta, Mónica y Noemi nos habían preparado un divertido taller de cócteles, actividad de “team building” que podemos utilizar en cualquier reunión. A nosotras nos sirvió, además de para pasar un buen rato con las amigas, para aprender a hacer dos excelentes cócteles para sorprender a cualquiera:

bar

  1. Cóctel Eugenia de Montijo
  • Echamos 3 piedras de hielo en el vaso y se remueve para enfriarlo

bar 2

 

  • Se echa con el medidor especial una medida de ginebra (40 ml), que es la parte grande del m”jigger”
  • Se añade una parte grande del medidor especial de zumo de naranja y otra pequeña de Fanta de naranja.
  • Se carameliza con un soplete de repostería unas rodajas de naranja
  • Se añade una rodaja de naranja, ya caramelizada y se remueve con un removedor largo.

bar 3

 

2.  Cóctel “Tres Cs” (Tres culturas)

  • Echamos 3 piedras de hielo en el vaso y se remueve para enfriarlo
  • Se quita el agua sobrante, con un utensilio especial para ello
  • Se extrae el aceite esencial del limón, la naranja y el pomelo (las tres culturas)
  • Con un utensilio especial parecido a un tenedor se estimula y se retuerce la cáscara de la naranja y se frota por el interior del cristal del vaso.
  • Se echa una medida pequeña de ginebra, 2 bayas de enebro y 1 de cardamomo
  • Se añade 2 medidas grandes de tónica, de arriba a abajo resbalando por la cuchara hacia el vaso
  • Se agita y ya está listo para tomar

Truco: la ginebra tiene que ser la manchega “ginebra 1085” y tiene que estar muy fría, al igual que el zumo y la fanta.  Pieza fundamental que no tiene que faltar nunca: el medidor o jigger

Tras el taller, nos dirigimos al restaurante “Federico”, nombre que viene de Charles Frederick Worth, una figura de  la alta costura y sastre de Eugenia.

restaurante

Nos sorprendió el artesonado de madera del techo y la combinación de colores verde y negro en su decoración, austera, pero a la vez acogedora.

cena

La cena fue exquisita, pero comimos tan bien que nos vimos forzadas a improvisar un paseo nocturno a la luz de las farolas toledanas, para poder bajar tanta caloría.

paseo

A la mañana siguiente amaneció un día espectacular, con un cielo azul intenso y un sol radiante, eso sí, con la temperatura que corresponde a la época del año: frio. Todas nos levantamos con ganas de “patear” Toledo, no sin antes disfrutar de un excelente desayuno buffet en el restaurante “Federico”.

Nuestras amigas de Fontecruz nos tenían reservada una sorpresa: un paseo por Toledo con una guía muy especial, Pilar Gordillo. Desde el primer momento conectamos muy bien con Pilar, quien con sus interesantes relatos nos hizo perdernos en la ciudad de las tres culturas: la cristiana, la judía y la musulmana.

toledo 1

Con ella conocimos sus monumentos menos visitados, pateamos espacios únicos y nos adentramos en el Toledo menos conocido. Pilar pertenece a la empresa Evocarte y organiza visitas por muchas ciudades emblemáticas de España. Pilar consiguió que descubriéramos el TOLEDO más auténtico, rico y artístico, oculto y misterioso, crisol de culturas y capital de un imperio. Hasta se arrancó a cantar una copla popular sorprendiéndonos a todas con su atildada voz.

Terminamos el paseo en el Convento de Santo Domingo el Antiguo, construido en el siglo VI, con posteriores reformas en los siglos XI y XVI.

toledo 2

Conocimos con Pilar la historia de María de Silva, una dama portuguesa que con trece años había llegado a Castilla en el séquito de la reina Isabel de Portugal y que​ vivió 38 años en el monasterio con las monjitas, después de enviudar de Pedro González de Mendoza, contador mayor del rey Carlos V. Tanto el retablo mayor como los dos laterales fueron encargados al Greco y pudimos contemplar tres Grecos originales, además de otras copias del autor. Aprovechamos para comprar dulces artesanos elaborados por las monjitas del convento.

Tras reponer fuerzas entrando en calor tomando un aperitivo, pasamos a disfrutar de la gastronomía local en el “Asador Palencia de Lara”, donde nos despedimos de nuestra maravillosa guía.

Gracias Pilar por ese paseo tan maravilloso.

comida

grupo 2

Con este broche final, nos despedimos de nuestras anfitrionas y nos pusimos camino de la maravillosa estación neomudéjar, para coger el AVE a Madrid.

grupo 3

Agradecemos a todo el equipo del hotel Eugenia de Montijo por su excelente atención. Gracias Nuria, gracias Mónica y gracias Noemí por vuestra gran acogida.

Crónica elaborada por Cristina Carrera