Crónica del taller “Introducción al coaching nutricional”

El pasado 20 de octubre, tuvimos el honor y el placer de compartir una mañana con Araceli Lamas (Coach Nutricional), quien compartió con nosotras las pautas básicas que debemos tener en cuenta para llevar una alimentación sana y equilibrada.

Salieron muchos temas, el debate fue dinámico y se nos pasó la mañana en un suspiro… Araceli, además, nos trajo un refrigerio casero y sano para reponer fuerzas a media mañana, ¡un pastel de chocolate ecológico y varias infusiones! Simplemente delicioso.

IMG_20181020_110317

Una de las frases que más nos ha gustado del curso ha sido “la felicidad favorece la buena salud”. Hemos tomado consciencia de la relación tan fuerte entre cuerpo, mente y alma. Para llegar al equilibrio nutricional necesitamos un equilibrio emocional. Es imprescindible que nos queramos y nos dediquemos tiempo a nosotras mismas. Hemos de tomar consciencia de la vida y abrazar los cambios necesarios para conseguir la vida que queramos… poco a poco y alcanzando pequeños objetivos (“baby steps”) hasta que la suma de todos conlleve el gran cambio deseado. Una buena autoestima y un pensamiento positivo son fundamentales a la hora de adoptar nuevos hábitos saludables.

IMG_20181020_120015

Por otro lado, otra idea básica que nos transmitió Araceli en este taller fue que cuando cambiamos nuestro objetivo cambiarán los resultados: por ejemplo, marcarnos la meta de llevar una alimentación saludable en vez de enfocarnos en ponernos a dieta o perder peso.

Cada persona es única, cada cuerpo es diferente, no hay dos metabolismos iguales. Hemos de identificar los cambios que sean positivos y efectivos para cada una de nosotras, independientemente de lo que piensen o digan los demás, que disfrutemos durante el proceso del cambio y que este cambio nos proporcione bienestar.

IMG_20181020_120022

Un tema bastante debatido fue la digestión: cómo evitar la pesadez y hacer que la digestión la hagamos más rápidamente. Para ello, nos explicó las combinatorias básicas que hay que tener en cuenta a la hora de mezclar alimentos. También hablamos de las frutas y verduras que más pesticidas (y otros productos nocivos) contienen en la piel por lo que es importante pelarlos o bien optar por la agricultura ecológica.

También nos puso en relieve la importancia que tiene la hidratación de nuestro cuerpo. Las ¾ partes del cuerpo humano es agua y de ahí la importancia de no descuidar este punto tan importante. Muchas veces, el no estar lo suficientemente hidratado se traduce en fatiga, mala digestión, aumento de peso, estreñimiento, colesterol alto, etc.

IMG_20181020_134027

Realizamos varias actividades grupales (¡muy divertidas!), como analizar las etiquetas de diversos alimentos entre todas (sorprendente la cantidad de azúcar que pueden tener productos que aparentemente son muy saludables) y una dinámica de recepción y asimilación de mensajes para darnos cuenta de que los cambios se logran estableciendo objetivos y consiguiéndolos uno a uno, no todos a la vez, y teniendo en cuenta nuestras necesidades, escuchando a nuestro cuerpo.

En definitiva, hemos recibido por parte de una gran profesional (¡y simpatiquísima, por cierto!) muchas pautas para conseguir una nueva forma de comer -consciente y responsable- para que por fin podamos tomar las riendas de nuestra alimentación y, consecuentemente, de nuestras vidas.

Tal y como ella nos comentó en varias ocasiones, cómo nos alimentamos refleja cuánto y cómo nos queremos. ¡Querámonos mucho!

Crónica elaborada por Verónica Feo