Algunas líneas rojas que nunca debes traspasar en tu trabajo

La relación con tu jefe; la forma en la que te vendes o te mueves en las redes sociales; si decides ser invisible, muy auténtico o un pelota… Todo tiene consecuencias irremediables para tu vida profesional.

Tu jefe… Si piensas en líneas rojas que no conviene traspasar, muchas de ellas se refieren a quien te manda, que es también quien te juzga y te valora. Gestionar esa relación profesional (y también la personal) es una de las primeras lecciones que debes aprender para no tener que “irte” de tu superior.

Puedes leer este artículo de “Expansión” haciendo click aquí.